Monday, August 27, 2007

Indentificacion al padre y agresion en el caso de adolescentes varones

Otro de los problemas tipicos que veo en mi practica es el de padres que viene a buscar consejos/ayuda en relacion con su hijo adolescente. Se trata, tipicamente, de situaciones que presentan una combinacion de violencia, fracaso escolar y violaciones de la ley.

Generalmente, me cuentan, todo estaba bien hasta que comenzo la "juntadera" con los "malos elementos", comenzo la conocida serie de faltar a clases, consumir drogas, pelear, andar en pandillas, portar armas, robar casas, asaltar a transeuntes, y el llamado "car surfing", que consiste en meterse en un estacionamiento de autos e ir probando todas las puertas a ver cual se abre y que aparece. Generalmente, hay una musica o una cultura asociada el asunto, que puede ser lo mismo el rock, el techno o el rap. Nunca he escuchado de adolescentes violentos que le descarguen a la musica clasica. El ultimo caso del que escuche, se trataba de una onda que se llama "emo" y que, segun me lo contaba, es una onda post-punk.

Los padres siempre me dicen "pero...como ha podido sucedernos esto, si todo lo que le hemos enseñado ha sido correcto, ir a la escuela, hacer las tareas...?!". Y tienen total razon, eso es lo que le han enseñado al hijo. Sin embargo, se trata de casos en los que el adolescente se identifica no a la version oficial del padre sino a la imagen de este cuando era adolescente o a la imagen del adolescente que el padre hubiese querido ser.

Presento 3 casos. El primero esta basado en una conversacion que tuve con uno de los lectores de mi tesis de doctorado. Es un profesor, un psicoanalista con muchos años de experiencia y muchos articulos escritos. De pronto comenzamos a hablar de su hijo, que ahora tiene 17, y a quien no le va nada bien en la escuela. Por suerte, no se trata de nada "heavy duty", tipo las cosas delincuenciales arriba descritas, si no de que el muchacho esta en la onda de ser Bob Dylan, de tocar guitarra, ser bohemio, leer poesia y...al carajo la escuela. Imaginense eso...Un analista de experiencia tratando de resolver un problema en su propio hijo! que es, de hecho, lo que el mismo me decia medio que riendose. Claro, su nivel de reflexion le permitia tambien ir a las causas: "Es que asi era yo mismo a esa edad...estaba en la onda rocanrolera...tenia el pelo largo, le descargaba al cañamo...y, claro, ahora cuando hablo con el sobre la importancia de ser un buen estudiante, pues no logro nada y pareciese que se ha descarriado del camino del padre universitario pero, no, lo que sucede es que esta identificado a la imagen que le di en muchas conversaciones sobre los buenos viejos tiempos de su padre con swing y melena, y es con ese con el que emula, es a ese al que quiere parecerse".

Segundo caso: Un padre grande y fortachon, de unos 55, ex-boxeador, me trae a su hijo que, esta vez, si trae toda la gama delincuencial. Dicho sea de paso, el gran factor a tener en cuenta en si el adolescente se tira por la delincuencia es la pobreza, sobre todo la de tipo educacional. Y en este caso, es una familia blanca pobre, de bajos recursos, suburbana. Resulto evidente desde muy temprano en el trabajo terapeutico que mientras sus amigos era estudiosos o atletas o musicos, el unico factor que este adolescente tenia para buscar posicion en su grupo social era el de ser el "chico malo". Imagen que se emparentaba a las muchas conversaciones con el padre desde que era chico, en las que este le contaba de cuan duro era el como adolescente, las pandillas a las que habia pertenecido, el respeto que le tenian, y el como habia peleado muchas veces solo porque le habian mirado mal. El discurso del padre ahora es, por supuesto, todo alrededor del daño que el hijo se hace asi mismo y de como deberia, en realidad, aprender a no seguir al padre en aquel camino estupido, etc., etc. Palabras vacias en los oidos del adolescente. La identificacion inconsciente es mucho mas fuerte y el animo de poder vivir a la altura del padre, de aquel padre que le presento aquella imagen como diciendo "esto es lo que a mi me gustaria que fueses para que yo te respete y quiera" es lo que predomina, y es muy dificil romper esa identificacion a esa edad porque habria que construirle otra antes.

Tercer caso: No es un caso que yo haya visto en terapia sino de conversaciones sostenidas con un velador en el edificio donde esta mi oficina. Cada vez que nos vemos, me cuenta de como uno de sus hijos esta en problemas, metido en una pandilla de los tales "emos", car surfing, faltando a clases, y robando en casas. Ademas, existe la historia de que le fue encima al padre, a darle golpes, de lo cual devino una denuncia y fue instruido de cargos por asalto. Un dia le dije acerca de este elemento identificatorio que yo encontraba en varios casos parecidos y...me dijo de que si, que el habia sido un tipo duro, que si muchas peleas, que si era lider...y demas.

Claro, ninguno de estos padres fue un delincuente sino que mas bien eran apreciados por sus amigos por ser bravucones, saber pelear, y ser fuertes. Lo que yo he observado es que se da un mal encuentro entre la imagen del padre que el adolescente se ha creado el mismo en su cabeza como aquella que el padre quiere para el, por un lado, y la incapacidad fisica y/o mental para realmente ser como el padre, por el otro. Son casos de adolescentes que no pueden ser ni tan fuertes, ni tan intelegentes, ni tan apreciados en el grupo de la manera en que sus padres fueron o de la manera que ellos se imaginan sus padres fueron apreciados. De ahi, el resultante desvio hacia formas que los padres piensan que son totalmente equivocadas y que de donde vinieron.

En los tres casos presentados, para poner las cosas aun mas interesantes en el sentido de la dependencia hacia el padre, se trata de situaciones en las que la madre y el adolescente varon han tenido relaciones muy malas, en los que esta se ha ido, ha tenido affairs, ha maltratado al niño de manera emocional haciendole creer que no lo quiere tanto como a otro hermano, o en la que el adolescente se ha llegado a construir una imagen de la madre que es menos confiable (emocionalmente hablando) que el padre.

20 comments:

Medea said...

leyendo estas historias me viene a la mente esa necesidad imperiosa que tienen algunos jovenes y no tan jovenes de lograr la aprobacion de los padres ... y la de toda la sociedad... estos muchachos queriendose parecer a la persona que por alguna razon saben que el padre quiso ser presenta como una emulacion siniestra. Y me pregunto donde esta la raiz de necesitar ser aprobados familiar y socialmente al punto que si no se logra la repercusion emocional puede ser terrible?

parejanoverbal said...

OJO: La "competencia" es totalmente inconsciente y, justo por eso, desde fuera pareciese que el adolescente hace tooodo lo opuesto a lo que el padre es. En los 3 casos presentados, los padres son "hombres de bien" en estos momentos, profesionales e, incluso, con responsabilidades de supervision sobre otros. Por eso es que la gente se pregunta tanto como es posible que, con padres tan serios, los chicos hayan salido tan problematicos.

Medea said...

Pero me parecio entender que los padres habian sido " desorganizados" tambien de jovenes, aunque con el tiempo se hallan convertido en gente de bien y respetable. No sera que los padres cuentan sus historias juveniles idealizando su protagonismo... a mi me paso algo asi... claro mi historia no cabe en este post, pero si, habia una sublimacion de mis padres hacia sus hazannas en su juventud .... y eso era estimulante para mi adolescencia en busca de experiencias de que nutrirme...

Y si, claro, es evidente, no me habia dado cuenta, la competencia es inconciente

parejanoverbal said...

Medea, totalmente! Eso es...cuentan sus historias dandoles un toque idilico, oh..que tiempos aquellos, muchachos...que bien la pase...como tenia jebitas...que bolao era...y por ahi va la identificacion. Quiero recalcar el otro factor decisivo: Que en estos casos, el adolescente carece de aquellos recursos (fisicos, intelectuales, de personalidad) que le permitirian, realmente, ser como el padre. Se esfuerzan entonces, de patetica manera.

Medea said...

Si, comprendo, se me hace muy claro... lo tengo muy cerca en la familia... al carecer de recursos compensatorios, lo que surge es una horrenda caricatura .... seria interesante saber tambien como se las arreglan aquellos adolescentes que necesitan tamnbien sentirse reailzados y sus padres no fueron en su juventud tan "divertida y ruidosa", donde buscan los ejemplos?

lola said...

Hola, encuentro todo esto muy interesante. Tengo un familiar que se queja de que su hijo es un desastre para todo, ya no es un adolescente, digamos que es un adulto inmaduro, pero a mi lo que me llama la atención es que el padre critica del hijo lo que exactamente él hizo en su juventud, es como si no se acordara de todos los dolores de cabeza que él dio a sus padres.Saludos!!

parejanoverbal said...

Hola Lola! Gracias por el comentario que pone el dedo sobre otro de los puntos en este tema, que el padre se comporta de una manera hipocrita en muchos de estos casos. Por un lado, le creo un ideal inalcanzable al hijo al contarle de sus "hazañas" de goce y, por el otro, le habla del bien y la justicia al adolescente que se siente empujado a emular con el ideal. Por eso dije, solamente un padre como el del primer ejemplo, que es a su vez analista, tiene la suficiente cordura para decir "pero bueno, trata de imitarme, yo le hable de eso" y por ahi se salva y se resguarda la relacion padre-hijo que es, Lolita, tan complicada --pero de diferente manera-- que la relacion madre-hija.

lola said...

Ay, la relación madre-hija, la mía siempre fue un tanto complicada, con mi mamá, con mi hija procuré no cometer los mismos errores, en general estoy satisfecha de la relación que mantengo con mi hija, ya adulta, tiene 28 años, aunque a veces me cuesta trabajo recordar ese detalle de la edad. Saludos!!

parejanoverbal said...

tocas otro tema interesante y es el de la separacion identificatoria. Mientras en el pasado se daba una identificacion a la figura del padre del mismo sexo y los hijos tendian a comportarse en tanto padres como mismo lo habian su padre/madre, no importaba cuan mala esa gestion hubiese sido. A partir de los boomers eso empieza a cambiar y a pesar de que la conducta en si pudiese ser la misma que la del padre, el nuevo padre al menos tenia la idea de que aquello que reibio no estuvo bien, que el (o ella) quisiera ser un padre/madre diferente. Cosa que antes era menos frecuente y las hijas de Bernarda Alba tendian a ser otras Bernardas una vez que eran madres. En estos momentos, hay cambios no solo de separacion identificatoria en los pacientes que veo sino que ademas se traduce en hechos concretos que los llevan a producir valores y acciones paternales muy diferentes y creo que de eso me hablas.

Medea said...

" --pero de diferente manera-- que la relacion madre-hija." Piensas postear algo de esto?, me resultaria muy importante.

parejanoverbal said...

Medea, es un tema donde hay mucho, pero muchisisimo que decir...Por hoy, te comento de dos aspectos fdmtales: La envidia y la culpa. Son dos de los pilares sobre los que se apoya la relacion madre-hija cdo es complicada (en el mal sentido). La envidia se manifiesta de muchas maneras, puede ser de la sexualidad de la hija, su intelecto, o la relacion que pueda tener la hija con el padre. La culpa es lo que la madre le manda a la hija como mensaje, hacerla sentir siempre en falta simplemente por el hecho de desear o de ser, de existir. Es una culpa que hace que la hija odie a la madre y a la vez se odie a si misma. Es una culpa instaurada de muchas maneras y una de las mas tipicas es la que los ingleses llaman "guilt-trip", hacer sentir a la hija culpable por "hacer esto o aquello a la madre, que la quiere tanto". Como lei en un libro, una hija decia de su madre "my mother wouldn't just send me on guilt trips...she owned the travel agency". No tiene sentido en español, asi que mejor ni lo intento. Y entonces, es una relacion marcada por la ambivalencia, el tire y encoge, el ir a llorarle al marido acerca de lo que la madre acaba de hacer, el marido decirle "pero no entiendo...por que no haces esto o aquello" y ahi mismo tomarla con el marido porque "no entiende" y por ahi pa'lla, la cosa se sigue enredando y enredando en una neurosis muy jugosa y gozosa que no hace las delicias ni de grande ni de chicos...

lola said...

¿Y que pasa cuando por ejemplo la madre quiere a la hija y lo demuestra con cosas materiales, pero no le da lo que verdaderamente necesita que es amor y confianza? O esos casos en que la madre es machista al 100% y tiene dos varas para medir las acciones de los hijos según sean de un sexo u otro.
Saludos!

Medea said...

Si, entiendo muy bien lo que quioeres decir, es una "messy situation" donde todos los involucrados se hacen danno. Lo mas bonito es que de saberse, no lograria el objetivo. Hay veces en que se ve lo que le esta sucediendo a alguien pero no hay solucion tampoco.

parejanoverbal said...

Lola, deberias haber estudiado psicologia! estas tocando uno de los temas mas actuales en psicoanalisis y psicologia evolutiva...El tema del "mismatch" o desacuerdo (en el sentido geometrico) en la relacion madre-bebe, que es cdo la madre falla en leer y/o responder a la necesidad emocional del(a) pequeñ0(a), y esto puedo suceder por defecto (negligencia) o por exceso (madres sofocadoras/abrumadoras). El caso del que hablas es de clara negligencia emocional, y si te soy franco es mas tipico de padres que de madres. Escuchas mas decir "mi padre se ocupaba de todo lo material, pero no era gente de mimos y arrumacos". En cualquier caso, la negligencia tiene efectos como el de la rabia, que puede ser canalizada o no, depende de si el padre la deja ser, la facilita, o la castiga. Un castigo tipico es el de la culpa, como decia antes, "mira como me tratas...a mi, que te lo doy todo..no en balde te va tan mal con los amigos (o las amigas, o el trabajo, o los hombres) con lo "X" que eres.." Es tipico de la madre usar lo que la hija le cuenta en confidencia, a tono de falta en ser, en su contra en cuanto aparece el momento oportuno para desequilibrarla, herirla.
Si, ademas, hay hermanos varones en la familia, los cuales tienen respeto, amor, y la esperanza puesta en ellos de que llegaran a algo mientras la hija es solo eso, una mujer...pues la rabia en la hija es aun mayor, lo cual puede desembocar en problemas sexuales mas tarde, problemas en lo relativo al goce.
La rabia que no puede circular, Lola, detiene el desarrollo emocional de la persona, no le permite sentir lo que quiere sentir, la persona anda por debajo de sus posibilidades, a menudo son gente retraida, con timidez en las relaciones, mucho miedo a que una nueva relacion acabe mal...

lola said...

Ya me hubiera gustado estudiar sicología, el comportamiento de los seres humanos resulta a veces muy interesante.... ¿nunca has visto un documental del loco ese de Hitler, te has fijado como con su carisma enloqueció a todo un país, llevándolos a una guerra? ese tipo estaba loco pero hipnotizaba a la gente con su discurso.
Perdona que me disperse, pero es interesante la conversación . Saludos

parejanoverbal said...

No es para nada una dispersion...lo que escucho que dices es esto: "Si. tienes razon. Hay madres que son como grandes dictadores y, a pesar de que uno sabe que esta mal lo que dicen o piden, uno no puede mas que acatar...por miedo a las represalias emocionales..."

Y ya sabemos que los grandes dictadores, todos, basan su abuso, lo justifican con decir, como las madres, que "lo hacemos por el bien del pueblo" y son, ademas, dados a grandes contrastes que van de la furia a los regalos.

Nada, Lola, que no ha sido para nada un desvio.

lola said...

Ergo: a mi me interesa esa parte de la historia, porque tengo un trauma infantil, relacionado con mis padres.

parejanoverbal said...

...y que fue lo que a Freud le ensenaron sus pacientes y que el, estudioso del griego y de la cultura clasica en gral, llamo el Edipo y que de no existir, peoples como yo no tendriamos trabajo...

OL said...

Doctor, he seguido este post con mucha fijeza, pues yo creo que la relacion madre-hija que funciono conmigo como hija fue un desastre.

Me he leido como 6 libros sobre este tema, pero creo que ya no me hace tanta falta, estoy metabolizando mi vida y recien me comienzo a dar cuenta de quien soy en realidad, o al menos me veo con otros ojos, creo que he sido una sobreviviente de un abuso emocional sostenido por cuanta gente le he cogido amor, empezando por ella, mi madre que siempre me cobro el carinno. Creo que he sido victima de la necesidad de ser querida y he pagado por eso muy caro. Parece que he dado con gente que siente la necesidad de cobrar el amor... creo que es mejor no esperar mucho de la gente que lo rodea a uno y ser uno como quiera ser. Gracias Doctor por esta revelacion.

parejanoverbal said...

Gracias ol, por tus comentarios y me alegro que hayas hecho ese trabajo de lectura que a la larga siempre resulta en la separacion psicologica de la experiencia traumatica. Tus padres y los del tiempo de antes de tus padres nunca tuvieron en su cultura o su educacion elementos que les ayudasen a pensar su funcion paterna o materna. Fijate que la psicoterapia (como tal, como cuerpo establecido) solo comienza a principios del 1900, con Freud, y solo se populariza en los eeuu a partir de los 40, con la llegada de los analistas judios que le huian al fascismo. De ahi que se hiciese tan fuerte en ciudades como Baires y NYork. En fin, a lo que iba, no teniendo a nadie que les cuestionase lo que hacian, pues echaban mano a la religion y a lo que habian aprendido en casa, de sus propios padres, y asi se generaba la neurosis y esta se pasaba de brazo en brazo, generacion tras generacion.