Tuesday, January 22, 2008

Segregacion y transporte publico

Se acabo la tocadera y el codazo...Al menos en la Ciudad de Mexico.

18 comments:

lola said...

Es una pena tener que hacer esas cosas, me recuerda el colegio donde estaba de pequeña que los niños a un lado y las niñas a otro, pero mientras existan individuos machistas que se creen que tienen derecho a sobar a una mujer por el simple hecho de llevar minifalda o escote, tendrá que existir este tipo de segregación. Mi madre me cuenta que ella llevaba siempre un alfiler en el bolso, y que cuando estaba en la guagua y alguno se quería pasar, sacaba el alfiler y ¡estocada!
Saludos!

parejanoverbal said...

en realidad este tipo de conducta puede solo ser lo que llamamos un "patron erotico o de atraccion" o llegar a ser una verdadera perversion, y en ese caso estos sujetos pueden llegar a tomar riesgos increibles, pueden ser muy temerarios, y si no que lo cuenten las damas que han tenido encuentros con los masturbadores del cine Yara. Por cierto...y si tu mama fue una de las que le diese una estocada de alfiler a cabrera infantes en El Negrete..? Has leido La Habana para un Infante Difunto?

Queseto said...

¡jajajaja Dr.! Muy bueno lo de Cabrera Infante...

lola said...

No, no he leído el libro, y le pregunté a mi mamá si pinchó a alguien en el cine, pero me dijo que no. No sabía que Cabrera Infante se dedicaba a esos lances.
Saludos!

parejanoverbal said...

Es curioso que, aun sin haberlo leido, algunas de las cosas de las que escribes bien pudiesen recibir el titulo de La Habana para una infanta difunta. Y si, en sus anios adolescentes, Cabrera Infante era un lascivo y un manoseador de cine, de lo cual estaba muy orgulloso, y cuenta como en mas de una ocasion le ensartaron el codo en lo que se lanzaba en pos de una teta. Di tu.

lola said...

Bueno supongo que las coincidencias son producto de nuestra idiosincrasia.El cubano sigue siendo cubano en cualquier época y lugar. Y ud. señor sicólogo debería de saberlo mejor que nadie.Por cierto voy a buscar el libro para leerlo. Saludos!!

parejanoverbal said...

Lola, me encantaria saber que piensas de ese libro pues, como te decia, es el rememorando su infancia, la escuela, el cine, la musica que escuchaba, su relacion con los padres, los amigos de la epoca, y entonces cae el la adolescencia y sus impulsos, y ahi vemos a un Cain lleno de lascivia y fanatico de su pene y el onanismo, al que llega a llamar "la gaya ciencia". Unos 3-4 anios atras, le preste el libro a una senora habanera de 70+ que vino a pasar una visita con su familia aqui. No pudo soltar, me confesaba, ese libro que leyo con una mezcla de rubor, curiosidad, espanto, y excitacion.

Y Lola, los psicologos sabemos que la gente SI cambia, si no no hariamos terapia. Lo que sucede es que ese cambio a veces solo tiene que ver con el aumento o la disminucion en la intensidad de ciertas caracteristicas de la personalidad. Y, en ese sentido, el vivir fuera de Cuba nos cambia y solo te das cuenta de hasta que punto cuando regresas y confrontas o comparas tus perspectivas y tu forma de ser con los amigos que aun viven alli.

Te cuento: Un par de anos atras, despues de hablar con un taxista por unos 10-15 minutos sobre cualquier cosa, el buen hombre me dice "pero digame, de que pais es ud?". Yo, como sabes, vivo en un pais de habla inglesa. Ademas, solo hablo espanol con otros (pocos) cubanos que son mis amigos aqui. Ademas, en los ultimos 14 anos he visitado la isla mas de 14 veces. No creo que haya sido solo el acento, creo que algo del tempo y la acentuacion de esos ciertos rasgos de la personalidad de los que te hablaba se han o atenuado o aumentado. Y eso, Lola, no son mas que detalles, lo externo.

lola said...

Pues me ha picado la curiosidad, supongo que leer ese libro será como cuando leíamos cien años de soledad o lolita que lo leíamos a escondidas de los padres, jajaja.
Y respecto al tema del cambio, yo creo que nos adaptamos , es cuestión de supervivencia, y eso lógicamente influye al final en uno, y es cierto que vemos diferencias con los que se quedan allá, a mi me queda una amiga que fuimos juntas a la escuela y ahora veo que somos tan distintas en tantas cosas, pero yo muchas veces pienso es que eso se debe a que yo he tenido la oportunidad de evolucionar y ella no, no me se explicar bien, es diríamos, cuestión de forma, pero en el fondo se que yo no he cambiado tanto y eso lo he descubierto al entrar en contacto de nuevo con cubanos, yo había cortado toda relación con Cuba exceptuando mis lazos de afecto con dos personas, una ya murió, la otra es la amiga de la que te comento y he visto en estos meses que esa cubanía o idiosincrasia como le queramos llamar sigue ahí, sólo que estaba dormida.
Saludos!

parejanoverbal said...

Si, es eso mismo, al entrar en contacto con el salero, se te atenuo la salsa; al entrar en contacto con la salsa, se te subieron de tono esos genes dormidos (ya me contaras sobre el salero). Creo que Cain estaria fascinado de la comparacion con Nabokov. No tan seguro del otro autor. Lo que si me ha dejado frio es que me dices leias a 100 anios de soledad de forma oculta...es cierto..?

parejanoverbal said...

Y, hablando de cambios, un colega me ha contado la siguiente historia (como no son pacientes ni mios ni de nadie, puedo contar, y es eso, solo una historia) de una dama que llega a toronto procedente de un lugar de cuba. llega con una hija menor. Unos dias antes de salir de cuba, el esposo (quien ya vivia aqui) le cuenta que en el tiempo que estuvieron separados ha conocido al amor de su vida, Francisco**. Atontada y alocada, la senora llega y, como son esas cosas del emigre, todos a vivir en el mismo apto. Unos meses dentro de esa situacion, conoce a otro senor cubano. En cuestion de unos pocos dias, se va a vicir con el. A todas estas, la hija menor se ha ido de vacaciones a cuba y no sabe nada hasta su regreso. Mas alla del valor chismografico indudable de la historia, mi preocupacion profesional esta del lado de la hija: Cambio de pais, escuela, amigos, el padre es homo, la madre se fue a vivir con otro que es ahora su padrastro...Que tu crees, Lola, que le pasara a esta nena en terminos de transformaciones?

lola said...

La primera pregunta, cien años de soledad es un poco subida de tono, ¿sabías que en la U.R.S.S.los pasajes eróticos los suprimieron por pornográficos? nosotras éramos bastante jóvenes y se supone que esas cosas no las leían las señoritas bien, jajajaja.
Sobre lo otro, no se que decirte, una vez leí de un caso en que un matrimonio después de tener dos hijos, decidieron cambiar ambos de sexo, vamos yo creo que a mi me sucede eso y me suicido, te lo digo en serio, ¿como unos niños de 10 y 12 años van a asimilar una cosa así? todavía cuando son adultos, aunque no lo compartan supongo que lo tomarán de otra manera, se dejarán de hablar con los padres o algo así. Yo que sé, yo no soy sicólogo, aunque leía a Freud, jajajaja. Yo leía de casi todo cuanto caía en mis manos. sin embargo, ahora casi no leo. Saludos!

parejanoverbal said...

Si, claro, los rusos, los arabes, los chinos tal vez, quitaron pasajes completos' pero...en espana tambien..?! eso es lo que me sorprendio. Y en cuanto a lo otro, es como los medicos con la sangre, los muertos, los tumores y esas cochinadas que asi y todo las encuentran "interesantes", fascinantes, etc., lo mismo me pasa a mi con las cosas humanas del deseo. Lo que pasa tambien es que cdo hay ninos de por medio...e otra cosa, sobre todo porque despues me toca verlos de adultos y comprobar el efecto de esas cosas. Asi que leias a Freud..? Buena sorpresa me has dado. Cuidado no caigas en la tentacion del baile del camino en los tuaregs!

lola said...

El libro lo leí en Cuba, ahí estaba completo, por eso lo leíamos a escondidas, jajaja, ya te dije que éramos niñas bien. Era del papá de mi amiguita y ella lo había cogido "prestado" era como lo de Freud, teníamos una compañera de clase en la secundaria que se había agenciado con un par de libros, en mi casa recuerdo que también había uno referente a temas de sexualidad que se llamaba Freud y las degeneraciones, y el grupo de amigas nos encerrábamos en el despacho del papá de mi amiga con el pretexto de estudiar y nos poníamos a leer los "libros indecentes" pero ¿qué se puede esperar de unas adolescentes entre 15 y 17 años? creo que es normal que todas esas cosas nos inspiraran curiosidad, ahora me río de todo eso, y cuando observo la juventud actual que a lo mejor se mete droga o practican sexo no seguro, pienso que nosotras ciertamente éramos unos angelitos a pesar que nuestra educación católica nos condenara al infierno por leer esas cosas.
Por cierto, en España hubo un tiempo en que había censura y muchos libros no estaban permitidos, recuerdo que cuando trabajé en la librería, un representante de libros nos trajo unos de Henry Miller publicados en Argentina y teníamos que tenerlos escondidos, podían meternos una multa si los exhibíamos.
Saludos!!

parejanoverbal said...

A ver, Lolita, la novela es del 67. Tu estabas en cuba en esa epoca y te escondias para leerla? de quien te escondias..?

lola said...

de los papis, jajajaja

luisc said...

Solo para recordarles que CAIN, en el "Libro de las Ciudades", cuenta sus andanzas y fantasias amorosas en los taxis de Londres...

parejanoverbal said...

No lo he leido...cuenta algo..

luisc said...

El libro lo tengo prestado (no lo encuentro ahora aqui en casa), pero recuerdo que CAIN contaba cómo se aprovechaba de las peculiaridades de esos típicos taxis londinenses para recabuchar, cogerle filos a las mujeres, etc... pero no lo encuentro ahora... cdo lo haga, prometo un comentario.