Sunday, January 20, 2008

Yona Wallach: Poeta maldita


Les presento a Yona Wallach, poeta israeli. Murio de cancer a los 41, en 1985. Hizo de todo en esa corta vida, sobre todo mucha poesia que hacia rabiar a algunos mientras que a otros les hacia sentir que alguien sabia de cosas prohibidas a la palabra. Les propongo el siguiente poema, Fresas (a lo mejor Jorge Salcedo se anima a traducirlo). En este poema aparecen cosas tipicas de su poesia sensual como la mezcla de lo sagrado (o lo familiar, lo parental, lo infantil) con lo sexual que de pronto se torna quasi pornografico:




STRAWBERRIES  


When you come to sleep with me
wear a black dress
printed with strawberries
and a black wide-brimmed hat
decorated with strawberries
and hold a basket of strawberries 
and sell me strawberries
tell me in a sweet high voice
strawberries strawberries
who wants strawberries
don't wear anything underneath the dress
later
strings will lift you up
invisible or visible 
and lower you
directly on my prick.


Translation - Linda Zisquit

3 comments:

Jorge Salcedo said...

FRESAS

Si vienes a pasar conmigo alguna noche
ponte un vestido negro
adornado con fresas
trae un sombrero negro de ala ancha
decorado con fresas
y sostén una cesta de fresas en tus manos
y véndeme las fresas
con voz dulce y aguda
fresas quién quiere fresas vendo fresas
no lleves nada bajo tu vestido
luego
por hilos invisibles
o visibles
ascenderás y caerás
justo sobre mi verga.


El primer verso de mi versión en español es menos explícito que el de la versión inglesa, pero creo que al poema le conviene que así sea. Habría que ver qué dice el original.

Gracias por pensar en mí para la traducción, espero que no sea por lo de pornográfico.

Y algo más, psicólogo. Esa cercanía entre lo comestible y lo sexual no se da tanto en inglés como en español—al parecer, se da también en hebreo. Creo que habría que explicar por qué los anglos no asocian el comerse una papaya o un melón bien colora'o a lo mismo que nosotros.

pablo (pablomorgue@gmail.com) said...

¡Hola!

He llegado por casualidad a tu blog, he visto la entrada sobre Yona Wollach y he sentido curiosidad, así que he hecho una traducción un poco rápida del poema al castellano directamente desde el original.
Por cierto, es un poema genial, es muy sensual, es muy gráfico, pero al mismo tiempo

Fresas

Cuando vengas a acostarte conmigo
Ponte un vestido negro
Estampado con fresas
Y un sombrero alto negro
Adornado con fresas
Y agarra una cesta de fresas
Y véndeme fresas
Dime con voz sutil y dulce
Fresas, fresas
Quién quiere fresas
No lleves nada debajo del vestido
Más tarde
Que unos hilos te levanten hacia arriba
Invisibles o visibles
Y te dejen caer
Directa sobre mi polla


Hay una cuestión sobre la que se podría abrir un jugoso debate. El imperativo en hebreo se formula igual que el futuro (de ahí los mandamientos: "no matarás, no robarás", que si se hubieran traducido actualmente posiblemente habrían pasado como "no mates, no robes"). La cuestión es que teniendo en cuenta que hemos concebido todos las formas de futuro del poema como imperativos, ¿por qué no hacer lo mismo con los que se refieren a los hilos del final? Yo creo que podrían tratarse perfectamente de formas de optativo, "que te levanten y te dejen caer", que además me resulta mucho más acorde con la línea semántica del poema de sensualidad, de deseo, como queriendo decir "deseo que eleves y caigas sobre mi polla" después de haber jugado con las fresas, la ropa, etc.

Bueno, reflexionad también vosotros.

¡Ah, y otra cosa! En hebreo dice "cuando vengas", no "si vienes". En efecto es menos explícito. Yo pienso que "cuando vengas" es más correcto, permite intuir al lector que en efecto va a venir, que lo que cuenta el narrador va a suceder realmente; yo creo que es lo que Yona Wollach buscaba precisamente.

¡Saludos!

Drusila Habiba said...

Hola, les comparto una traducción al español de Teresa Martínes, que aparece en la edición bilingüe de Poesía hebrea contemporánea, publicada por Hiperión:

Cuando vengas a acostarte conmigo
ponte un vestido negro
salpicado de fresas
ponte un sombrero negro
adornado con fresas
trae un cestillo de fresas
véndeme fresas
di con voz suave y dulce
fresas fresas
quién quiere fresas
no lleves nada debajo del vestido
luego
te alzarán hacia arriba unos hilos visibles o invisibles
y te pondrán
directamente sobre mi sexo.